Plantas adecuadas para pérgolas - Clerodendrum

Plantas adecuadas para pérgolas – Clerodendrum

Siguiendo con nuestros artículos de plantas trepadoras para pérgolas, esta semana vamos a hablar de la Clerodendrum o Jazmín de Arabia o Árbol Sagrado.

Pérgolas de madera con Clerodendro

La Clerodendrum o Clerodendro como se le conoce habitualmente, es un género de plantas fanerógamas perteneciente a la familia de las lamiáceas y comprende unas 300 especies aceptadas y cerca de 700 plantas híbridas.

Algunas de las especies más conocidas son Clerodendrum bungei, Clerodendrum speciosum, Clerodendrum thomsoniae, Clerodendrum trichotomum.

Este artículo lo vamos a centrar en la Clerodendrum trichotomum y en la Clerodendrum bungei por ser las más resistente al frío. En Pérgolas la Arboleda trabajamos en la provincia de Ávila, Guadalajara, Madrid, Segovia y Toledo, todas ellas con inviernos fríos, por este motivo estas especie de Clerodendrum son las más apropiadas.

Características de la Clerodendrum bungei

La Clerodendrum bungei también es conocida vulgarmente como Clerodendro chino o flor de Gloria y a nivel más experto se la conoce como Clerodendrum fragrans var foetidum o Volkameria bungei.

Clerodendrum bungei

Es un arbusto original de China y el norte de India, con las condiciones adecuadas, puede alcanzar los 2 metros de altura y de anchura.

Clerodendrum bungei y sus hojas

Sus hojas son grandes, gruesas y caducas. Es conveniente podarlas en invierno, porque sus hojas superiores no soportan bien las heladas. Es MUY IMPORTANTE no estrujar las hojas, porque liberan un olor muy desagradable de ahí el nombre de Clerodendrum foetidum (latin = hedor).

Sus hojas son pecioladas, ovaladas y opuestas, con los nervios bien marcados y los bordes con forma de onda, su color es de un verde intenso. En el envés de la hoja tienen unos pelillos de color rojizo. Cuando las hojas son jóvenes el color rojizo lo tiene la hoja por sus dos caras, pero este color se pierde al crecer esta.

Clerodendrum bungei y sus flores

Las flores de la Clerodendrum bungei son muy llamativas y aparecen en corimbos grandes (inflorescencia abierta, racimosa en la que el eje es corto pero los pedicelos de las flores son largos) con forma de paragüas.

El cáliz de la flor es pequeño pero el tubo de la corola es largo y delgado, con cinco pétalos redondeados y estambres que sobresalen.

El color de las flores de la Clerodendrum bungei va desde un rosa intenso a un rojo pasión.

El perfume de sus flores es fuerte y dulce, alcanzando su aroma todo lo que rodea a la planta. Florece al final del verano.

Los frutos surgen en el otoño y son de un color azul brillante con forma redondeada.

Cuidados de la Clerodendrum bungei

Esta especie se desarrolla en todo tipo de pH del suelo: pH ácido, pH neutro o pH alcalino. Precisa un sustrato rico en nutrientes y que sea muy permeable para evitar el estancamiento del agua, por lo que el riego debe de ser adecuado para mantener la humedad, MUCHO CUIDADO con encharcar la tierra, porque no lo soporta. En invierno el riego debe ser casi inexistente, tan sólo mantener el sustrato húmedo.

OFERTAS regaderas

Con respecto a sus condiciones de luminosidad es muy exigente y necesita mucha luz, pero preferiblemente que en verano esta luz no sea directa, su lugar ideal es una terraza cerrada o un porche de madera.

Resiste muy bien el frío, aunque no las heladas intensas. Al principio de la primavera se deben cortar las ramas del año anterior sin miedo porque las ramas nuevas crecerán muy rapidamente.

Características de la Clerodendrum trichotomum

Esta especie de Clerodendro es la ideal para climas templados o fríos en invierno como en los que instalamos estructuras de madera en Pérgolas la Arboleda porque aguantan perfectamente los veranos cálidos y heladas moderadas.

Clerodendrum trichotomum

La Clerodendrum trichotomum también es conocida como Árbol del Destino, Árbol de la Suerte o Clerodendro Japonés. Esta especie es originaria de Japón y de China.

Clerodendrum trichotomum y sus hojas

Sus hojas son grandes, ovaladas, caducas, opuestas y lisas en su parte superior o haz y con pelillos en el envés, con sus márgenes ligeramente dentados. En algunos países estas hojas son hervidas y se comen. Si la hoja se amarillenta es por un exceso de agua.

Clerodendrum trichotomum y sus flores

Las flores al igual que la Clerodendrum bungei son muy perfumadas, son de un tamaño pequeño, con el cáliz de color rosado con 4 estambres largos.

Sus frutos son VENENOSOS de color azul negruzco, estas bayas quedan rodeadas por la copa de color rojizo. En algunos lugares estos frutos se usan como colorantes.

Cuidados de la Clerodendrum trichotomum

Esta planta florece y da sus frutos hacia el final del verano y principios del otoño. Es capaz de soportar temperaturas en verano de hasta 30 grados centígrados y en invierno heladas de hasta -15 grados centígrados, ideal para crecer junto a nuestra pérgola de madera o porche en la provincia de Ávila, Guadalajara, Madrid, Segovia o Toledo.

Durante los días primaverales y veraniegos hay que regar abundantemente sin encharcar y a partir del otoño reducir los riegos.

Con respecto al suelo se recomienda trasplantarla al comienzo de la primavera y si se planta en maceta, cambiarla a una más grande. El sustrato ideal es una mezcla de turba, sustrato fértil y tierra de hojas a partes iguales.

OFERTAS sustratos

Con respecto al abonado se realiza en primavera y se suspende en otoño y este tiene que ser rico en micro y macronutrientes.

Es una planta que crece mucho, sobretodo a lo ancho, por lo que se recomienda una poda cada año a 30 cm de la base y aliviar la zona superior.

No te pierdas nuestro próximo artículo de plantas adecuadas para pérgolas: Campsis radicans.

Clemátide planta trepadora olorosa

Plantas adecuadas para pérgolas – Clemátide

Esta semana en nuestro catálogo de pérgolas con plantas vamos a hablar de la Clemátide, planta que realmente se denomina Clematis y que está compuesta por plantas silvestres y cultivares.

Pérgola de madera con clemátide

Como acabamos de comentar la Clematis o como normalmente se la conoce Clemátide, es un género de plantas con casi medio millar de plantas cultivables y unas 200 plantas que son silvestres.

Pertenecen a la familia Ranunculaceae, donde la mayoría son plantas trepadoras y lianas muy resistentes que crecen sobre cualquier base como otros árboles o pérgolas y porches.

Algunas especies de Clemátide con arbustos y otras herbáceas perennes pero todas ellas tienen en común sus bellas flores.

Características de la Clemátide

La Clematis es la planta trepadora con flores olorosas ideal para que cubra tu pérgola o porche en la terraza, porque aunque es una planta trepadora de exterior no se la considera una planta invasiva por sus características.

Clemátide y sus hojas

Las hojas de la Clematis esta compuesta por foliolos con peciolos que se retuercen sobre la estructura por la que van a trepar u otras plantas, por eso es una enredadera ideal para una pérgola de madera. Existen variedades de hoja caduca perfecta para zonas templadas como Madrid, Ávila, Guadalajara, Toledo o Segovia donde trabajamos en Pérgolas La Arboleda o de hoja perenne en zonas más cálidas.

Clemátide y sus flores

La Clematis es conocida como la Flor de los soñadores, porque es muy común en las campiñas inglesas ya que recuerda que muchas de sus especies son silvestres, aparte sus flores son muy olorosas recordando su aroma a la del Jazmín. Estas, necesitan estar a pleno sol, no superando los 25 grados.

La fama de la Clemátide es por su floración en alguna de sus variedades, aunque flores como tal no tiene, le pasa lo mismo que a la Buganvilia con sus flores, en este caso las partes más vistosas son los sépalos que parecen formar impresionantes pétalos florales, por esto la Clemátide se utiliza como adorno floral en muchas ocasiones.

Cuando estas falsas flores se abren y caen dejan visibles unos racimos de semillas, estos frutos están lleno de pelos y su estilo sobresale del fruto pareciéndose a un plumón. La floración dependerá de la zona de la planta donde se encuentren, en las Clemátides de floración primaveral las flores surgen en los tallos del año anterior y en las floraciones estivales o de verano, las floraciones se realizan en los tallos jóvenes en sus extremos. Existen algunas variedades de Clemátides que combinan ambas floraciones.

Clemátide y sus raices

Sus raíces no aceptan el encharcamiento por lo que el único requisito para proteger las raíces de la Clematis es que estén en una zona de sombra, aunque las flores tengan que estar al sol o si no es posible la zona de sombra tiene que tener plantas bajas junto a la base de los tallos para proteger la planta trepadora del sol directo.

Clemátide y su tallo

Aunque la Clemátide es una planta trepadora sus tallos son muy frágiles hasta que tienen varios años de edad, estos son leñosos pero al no ser una planta invasiva, no hay que preocuparse por estos al no ser tan duros y resistentes como el de la planta trepadora Bignonia Rosa. Incluso la corteza del tallo se puede arrancar a tiras.

Cuidados de la Clematis

En Pérgolas la Arboleda diseñamos y montamos normalmente en un sólo día cualquier tipo de estructura de madera para tu jardín o terraza como pérgolas, porches, cenadores, celosías, casetas en todos estos casos la Clemátide o flor de los soñadores puede crecer y hacer de estructura de madera un lugar lleno de color y de una impresionante fragancia natural similar a la del Jazmín.

Como hemos comentado, la Clemátide puede cultivarse tanto en zonas cálidas como templadas, por eso en Pérgolas la Arboleda te recomendamos esta planta trepadora no invasiva, para que acompañe nuestro trabajo realizado en tu casa en la provincia de Madrid, Ávila, Segovia, Guadalajara o Toledo, donde instalamos lo que necesites.

Riego de la Clemátide

El riego en general debe ser moderado y frecuente aunque este dependerá del tipo de suelo, si necesita más agua o menos, del viento, ya que este seca la planta y necesitará más agua, en cualquier caso no se puede encharcar la planta porque atraerá enfermedades entre otros problemas.

OFERTAS riego mangueras

La luz solar en la Clemátide

Es muy importante el lugar donde se cultive la Clematis, lo ideal es que el sol de la mañana ilumine sus flores, para que en la tarde el resto de la planta esté en semisombra o sombra completa, porque aunque las flores necesitan del sol, sus raíces tienen que estar a la sombra.

Abono de la Clemátide

Dependerá al igual que el riego del tipo de suelo donde este cultivado, por lo que hay que diferenciar entre el abono orgánico y el mineral o químico, este último más económico y rico en nitrato o potasio.

OFERTAS abono orgánico

OFERTAS abono químico

Poda de la Clemátide

Como ya hemos comentado la Clematis no esta considerada como una planta trepadora invasiva por lo que puede crecer de forma silvestre sin que tengamos que podarla. La altura que alcanza es de hasta 3 metros y sólo hay que podarla si queremos que no sobrepase cierta altura.

OFERTAS semillas y plantas Clematis

Si la Clematis que compramos ya tiene más de 2 años, ya vendrá podada y sólo tendremos que quitar la ramas y hojas secas, si por el contrario la Clematis que tenemos sólo tiene un tallo habrá que podarla siguiendo este criterio:

  • Al año de tenerla, hay que podarla hasta los 30 cm desde el suelo, dejando siempre yemas que serán las futuras flores.
  • Al segundo año, se poda desde el suelo hasta 1 metro, dejando nuevamente las yemas y así sucesivamente cada año.

Al hacer esto, nos garantizamos que la Clematis luce muchas mas flores cada año.

OFERTAS tijeras de podar

Usos de la Clematis

Como ya hemos comentado la Clematis aparte de cubrir nuestra pérgola de madera o porche, se utiliza para hacer arreglos florales, donde además de lucir de forma impresionante se le reconocen algunos remedios naturales para curar procesos inflamatorios, reumatismo y algunos estados febriles.

Pero no todo en esta planta es beneficioso, en la antigüedad los mendigos la utilizaban para dar pena a las personas que les tenían que ayudar, porque la Clematis es una planta tóxica.

La planta contiene aceites esenciales y compuestos muy irritantes para la piel y las mucosas, los mendigos se impregnaban con estos aceites, provocándose llagas en la piel. Por eso a la Clemátide también se la denomina la flor de los pordioseros.

Hay que tener cuidado con la ingesta accidental de partes de esta planta porque puede producir diarrea intensa y daño renal, pudiendo provocar incluso la muerte. Por este motivo a la hora de podar la Clematis, se recomienda el uso de guantes.

Algunas de las Clematis más vendidas encontramos la Clematis Gipsy Queen, Clematis Montana, Clematis Orientalis, Clematis Alpina o Macropetala.

No te pierdas nuestro próximo artículo de plantas adecuadas para pérgolas: Clerodendrum

Buganvilia sobre pérgola

Plantas adecuadas para pergolas – Buganvilla

En esta ocasión vamos a hablar de otra planta trepadora con flores para cubrir la pérgola o el porche de madera. La Buganvilla o veranera y brisa, como sus otros nombres indican, es la planta trepadora del verano, donde esta trepadora con flor luce su mejor gala, siendo una perfecta trepadora de sombra para los días más calurosos.

Pérgolas de madera con Buganvilia

La Buganvilia pertenece al género de plantas Bougainvillea, sus flores pertenecen a la familia Nyctaginaceae. La Buganbilia es conocida con diferentes nombres a lo largo del mundo: Camelina México, papelillo, Santa Rita, Trinitaria, Napoleón entre otros muchos. El nombre con el que más comúnmente se la conoce es Buganvilia o Buganvilla e incluso Bugambilia.

Como vamos a ver en plantas adecuadas para pérgolas, existen numerosas plantas enredaderas como la hoja hiedra o enredadera en pared, pero en este caso la Buganvilla es una enredadera de flores a la que le gusta trepar por los postes de madera y cubrirlo todo con su espectaculares flores sobretodo en verano.

Características de la Buganvilla

Esta trepadora con flor es originaria de los bosques tropicales de América Central y del Sur. Es una trepadora perenne que puede alcanzar hasta los 12 metros, esto le permite cubrir con total facilidad cualquier porche, cenador o pérgola de madera, para ello utilizará sus púas para sujetarse a cualquier estructura de madera o muro, enredándose incluso en otras plantas. Es una trepadora perenne que si se poda, se la puede dar forma de arbusto para dar un toque de color a nuestro jardín.

Buganvilla y sus hojas

Las hojas de esta planta trepadora perenne son de un color verde intenso, sus hojas son alternas, ovaladas y sus dimensiones de hasta 10 cm de largo y 4 cm de ancho.

Buganvilia y sus flores

Esta planta trepadora con flor todo el año, posee una de las flores más vistosas de las enredaderas con flor para pérgolas, sus flores aunque lo parecen no lo son, lo correcto es decir que la Buganbilia posee brácteas u hojas modificadas que se asemejan a las flores violetas, estas brácteas o falsas flores rodean a la flor real que es más pequeña de color blanca, pero nadie la conoce como enredadera de flor blanca, porque lo que destaca de ella es el color morado, siendo por tanto una enredadera flor morada.

Buganvilia y sus raices

Esta enredadera en flor, no lleva nada bien los trasplantes por lo que hay que plantarla con cabeza tanto si es en exterior como en maceta. En el caso de la Buganvilia en maceta, esta tiene que ser de tamaño grande, porque sus raíces crecen mucho y lo mismo si se planta sobre tierra, hay que tener en cuenta que podrá crecer hasta los 12 metros, por lo que sus raíces serán importantes.

Buganbilia y su tallo

Esta planta trepadora de crecimiento rápido, es perfecta tanto como planta trepadora exterior como enredadera de interior. Su tallo es muy fuerte y trepa con la ayuda de unas púas y de una especie de resina de color negro con la que se adhiere a las estructuras de madera o piedra.

Cuidados de la Buganvilia

En Pérgolas la Arboleda trabajamos en la Comunidad de Madrid, Ávila, Segovia, Toledo y Guadalajara, todos ellos con veranos calurosos e inviernos fríos, el hábitat no es el idóneo para esta trepadora con flor, pero con unos cuidados mínimos podremos disfrutar de toda su belleza en nuestra pérgola de madera.

La Buganvilia, se puede cultivar como enredadera en maceta o sobre tierra directamente, teniendo en cuenta que en el caso de que esté en el exterior no soporta temperaturas inferiores a 7 grados bajo cero, por lo que habrá que taparla con una manta térmica de jardinería para que pueda sobrevivir.

OFERTAS manta térmica de jardinería

Riego de la Buganvilia

Esta planta trepadora perenne de crecimiento rápido, apenas necesita hidratarse. Si riego dependerá de si esta plantada directamente en el suelo o en una maceta grande.

  • Buganvilia plantada en el suelo: En este caso, el riego será una vez a la semana en verano y en invierno que sea la lluvia la que le aporte el agua.
  • Buganvilia plantada en maceta: El riego será también escaso, dos veces a la semana en verano y si la maceta la metemos en el interior, se dejará en reposo y si está en el exterior sólo con la lluvia.

OFERTAS riego plantas

Abono de la Buganvilla

Esta trepadora en flor, crece perfectamente en suelos pobres, tanto si esta plantada sobre el suelo en el exterior como si esta plantada en una maceta. La única diferencia del abonado dependiendo de donde este plantada, es que si lo está en una maceta, durante el verano y la primavera, cada 15 días tendrá que abonarse con fertilizante líquido para plantas.

Fertilizante liquido para plantas

La luz en la Buganvilia

Como hemos visto, la Buganvilia puede crecer en suelos pobres, sin apenas nutrientes, no necesita mucha agua para crecer rápidamente, lo ÚNICO que sí necesita es la LUZ. Para que podamos disfrutar de sus flores, es necesario que tanto si esta en maceta como si está en el exterior, reciba mucha luz.

Usos de la Buganvilia

Esta enredadera con flor perenne, es perfecta para cubrir una pérgola de madera o como enredadera de crecimiento rápido para pared, sus ramificaciones harán que tu porche o pérgola tengan una sombra extra llena de colorido con sus flores amarillas, fucsias, naranjas y rojas.

No te pierdas nuestro próximo artículo de plantas adecuadas para pérgolas: Clématide

Bignonia rosa o arbusto de Pandora

Plantas adecuadas para pérgolas – Bignonia rosa

En Pérgolas la Arboleda queremos ayudarte a sacar más provecho a tu pérgola de madera o a tu porche en la terraza con las plantas más adecuadas para pérgolas, que no sólo aportarán un toque de color a tu estructura de madera, sino que en días calurosos y soleados aportarán sombra y frescor a la estancia.

¿Qué tipo de planta es la mejor?

La planta adecuada dependerá de la climatología del lugar en el que residas. Pérgolas la Arboleda trabaja en las provincias de Madrid, Guadalajara, Segovia, Toledo y Ávila, lugares con inviernos fríos y veranos secos y calurosos.

Teniendo en cuenta este clima, estas son las plantas que te recomendamos para tu pérgola o porche de madera.

  • Bignonia
  • Buganvilla
  • Clemátide
  • Clerodendrum
  • Campsis radicans
  • Clitoria azul
  • Dama de noche
  • Dicentra
  • Glicina
  • Guisante
  • Hortensia trepadora
  • Hiedra
  • Jazmín
  • Kiwi
  • Lúpulo
  • Madreselva
  • Morning Glory
  • Pasiflora
  • Rosales trepadores
  • Vid

Pérgola de madera con Bignonia

La Bignonia es una planta de la familia Bignoniaceae que tiene casi 500 especies de árboles.

De todas las especies de Bignonia la que nos interesa es la Bignonia rosa o arbusto de Pandora, es una planta que crece vigorosa ideal para cubrir pérgolas, porches, cenadores incluso muros. El origen de esta es Sudáfrica.

Bignonia rosa flores
Bignonia rosa flores

La Bignonia rosa (nombre científico Podranea ricasoliana), es una planta poco exigente en sus cuidados, tan sólo necesita mucha luz e inviernos suaves con heladas no muy fuertes (no inferiores a 4 grados bajo cero).

La Bignonia rosa o arbusto de Pandora es una planta trepadora que carece de zarcillos para trepar, por lo que necesitará de un soporte en el que apoyarse, como los postes de un porche de madera o una pérgola.

Características de la Bignonia rosa

Para ayudarte a reconocer esta Bignonia rosa, te indicamos algunas de sus características:

La Bignonia Rosa y sus flores

Las flores de la Bignonia rosa, son de este mismo color como su nombre indica pero tienen un color violeta hacia el centro de la flor. La forma de la flor es acampanada que resalta sobre el verde las hojas.

La Bignonia rosa florece a finales de verano y en otoño.

La Bignonia y sus hojas

Las hojas son caducas, por lo que se caerán. La disposición de las hojas es imparipinada (hojas compuestas que crecen de forma impar a lo largo del tallo o raquis que lo sostiene. Normalmente la última hoja, esta solitaria en el extremo de la rama).

En sus ramitas, aparecen entre 7 y 11 foliolos lanceolados.

La Bignonia rosa y su tronco

El tronco es corto, retorcido y leñoso, lo que hace que la planta sea muy resistente una vez que se fija a un poste de madera o a un muro.

Cultivo y cuidados de la Bignonia rosa

Como hemos comentado al principio, es una planta que necesita luz y que los inviernos sean suaves, con heladas que no superen los 4 grados bajo cero, además es mejor que no le de mucho el viento y su orientación ideal frente al sol, es orientación sur.

Crece más vigorosa si se cultiva en la tierra, pero también se puede plantar en macetas que tengan suficiente profundidad y un poste por el que trepar, como el de las pérgolas o porches que instalamos en Pérgolas la Arboleda.

Bignonia rosa o arbusto de Pandora
Bignonia rosa o arbusto de Pandora

Su zona de plantación idónea es en el mediterráneo donde las heladas no son tan importantes. En el caso de que se utilice la Bignonia Rosa en zonas más interiores como Madrid, Guadalajara, Ávila, Toledo o Segovia, recomendamos que para proteger las raíces de las heladas, se haga un acolchado del suelo en la base del tronco, con material vegetal seco.

El suelo no necesita grandes requerimientos, tan sólo que tenga un buen drenaje y no sea arcilloso. Si se cultiva en maceta, el sustrato universal que se vende en cualquier vivero es válido.

Ofertas Sustrato universal en Amazon

El riego en verano, tiene que ser constante pero sin encharcar, mientras que en invierno, apenas hay que regar, sobretodo si está helando.

Para aumentar la floración de la Bignonia Rosa o arbusto de Pandora, te recomendamos que aportes abonos orgánicos como el humus de lombriz, que añadirá minerales y nutrientes al sustrato, la mejor época es al comienzo de la primavera.

Ofertas abonos orgánicos en Amazon

Poda de la Bignonia rosa

La Bignonia rosa como ya hemos comentado es una planta trepadora muy vigorosa que sin un control mínimo, crecerá exponencialmente, por lo que hay que podarla mínimo cada dos años.

La mejor estación para podarla, es al final del invierno, antes de que nazcan los nuevos brotes, esta poda tiene que ser importante, sin miedo, porque lo que se corte al final del verano ya habrá crecido nuevamente y con más fuerza.

Ofertas en podadoras en Amazon

Plagas y enfermedades de la Bignonia rosa

Esta planta con un cuidado mínimo es capaz de evitar todas las plagas y enfermedades de otras plantas, pero si su sustrato se encharca pueden aparecer hongos que afecten a la planta y en veranos muy secos, puede ser atacado por la araña roja.

Ofertas en insecticidas orgánicos en Amazon

Usos de la Bignonia rosa

Para finalizar este artículo sobre la Bignonia rosa o arbusto de Pandora, os vamos a contar los usos de esta planta trepadora.

Como ya hemos comentado, la orientación idónea es sur, prefiere el sol a la sombre, pudiendo soportar bien la semisombra porque un sol muy intenso tampoco le favorece.

Al ser una planta trepadora, es ideal para trepar por los postes de madera de las pérgolas o porches de madera, dando un toque de color rosa y violeta a tu jardín o terraza.

No te pierdas nuestro próximo articulo de plantas adecuadas para pérgolas: Buganvilla